EUROPA Y ESPAÑA AMPARAN POR LEY LAS BOLSAS QUE NO DAÑAN EL MEDIO AMBIENTE

Europa normaliza el uso de las bolsas que se entregan a los consumidores en los comercios. A este afecto, El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea han promulgado la Directiva (UE) 2015/720 de 29 de abril de 2015 por la que se modifica la Directiva 94/62/CE en lo que se refiere a la reducción del consumo de bolsas de plástico ligeras.

Con el fin de impulsar una reducción sostenida en el nivel de consumo medio de bolsas de plástico ligeras, los Estados miembros podrán tomar medidas como la fijación de precios, el uso de impuestos y tasas o las restricciones a la colocación en el mercado.

SE ADOPTARÁN OBLIGATORIAMENTE LAS SIGUIENTES MEDIDAS

A) La adopción de medidas que garanticen que el nivel de consumo anual no supera las 90 bolsas de plástico ligeras por persona a más tardar el 31 de diciembre de 2019, y 40 bolsas de plástico ligeras por persona a más tardar el 31 de diciembre de 2025, o un objetivo equivalente expresado en peso. Las bolsas de plástico muy ligeras pueden excluirse de los objetivos nacionales de consumo.

B) La adopción de instrumentos que garanticen que, a más tardar el 31 de diciembre de 2018, no se entreguen gratuitamente bolsas de plástico ligeras en los puntos de venta de mercancías o productos, a menos que se apliquen instrumentos igualmente eficaces. Las bolsas de plástico muy ligeras pueden excluirse de esas medidas.

España, adelantándose a la modificación de la Directiva y siguiendo la senda de otros países europeos de nuestro entorno, ya había estrenado en julio de 2011, con la aprobación de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, un calendario de eliminación de las bolsas de plástico de un solo uso no biodegradables.